¿Angélica Rivera Ha Fallado Como La Primera Dama de México?

Angelica Rivera no sólo es la mujer del presidente mexicano Enrique Peña Nieto sino que también ha sido una reconocida actriz de telenovelas. Quizás por ello el rol de Primera Dama no le haya cuajado como muchos esperaban.

El hecho de que esté desarrollando una vida extravagante y con lujos no es una sorpresa para la sociedad pero sí ha interferido en su figura pública y la creciente mirada negativa que se ha alimentado en los últimos años.

¿Asumió el rol de Primera Dama?

Parece ser que el camino que eligió Rivera no ha variado a pesar de haberse convertido en la esposa del presidente de México. Ha elegido la indiferencia por sobre la acción, las alhajas de lujo por sobre las causas sociales y aparecer en las tapas de las revistas sociales en lugar de dar entrevistas profundas.

Choque de clases

Además de intentar acercarse a los más necesitados y acortar la brecha entre clases, los presidentes suelen apostar por una postura austera. Por su parte, Rivera ha causado el enojo del pueblo mexicano al verla en las cenas oficiales junto a su marido con vestidos que superan en 10 veces el salario mínimo.

Escándalo de la “Casa Blanca

Una propiedad millonaria fue adquirida por la pareja en el año 2014. Las sospechas de la compra fue por los 7 millones que costó la mansión que se ubica en Lomas de Chapultepec, en Ciudad de México. Rivera, que fue señalada por usar fondos públicos para comprarla, justificó que el dinero para su obtención lo había reunido en sus 25 años como actriz en Televisa.

Para peor, dijo que la iba a vender…

El inconveniente que se creó por la propiedad fue tan grande que, la Primera Dama declaró que en caso de ser tanta molestia para el pueblo mexicano, ella no dudaría en venderla. Se ve que el hogar es realmente de su agrado porque a pesar de todo el enojo que causó la noticia, nunca dio ese paso.

Primera Dama o “Esposa de

Diferentes diarios mexicanos marcan la gran diferencia que le ha causado su falla en su rol, ella ha elegido ser la esposa del presidente en lugar de ser la Primera Dama. Uno de los hechos que lo marca es que la mayoría de las mujeres de los presidentes comandan el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, y ella no ha presenciado ni a una de dichas juntadas en 2017.

Un inmueble comprado con poder

La famosa Casa Blanca a la cual hacíamos referencia anteriormente además de sumar polémica por su valor y excentricidad, se añadió el hecho de que fue comprada a través de una constructora que ganó numerosos contratos en el Estado de México mientras Peña Nieto era el gobernador. Más claro imposible…

 

Fuente: Desafio Mundial

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *